16 junio, 2006

Jim-Box en Nueva York. Semana 1/4

SEMANA 1/4
Después de aterrizar en el aeropuerto JFK en Nueva York, con una lluvia torrencial de tres pares de cojones y de noche... llego a MI APARTAMENTO en una van ilegal compartida con otras 4 personas. Es un piso superantiguo de esos de madera crujiente y techos altos con ventiladores por doquier. Aunque no hace nada de calor. Tiene dos literas de dos camas cada una y la ventana con escaleras de incendios esta enrejada. Está entre la primera y la segunda avenida, en la calle 13. Muy típico, como en las pelis. Lleno de tiendas de guiris y de locales de comida rápida. Aquí no hay edificios altos. La zona esta mucho mejor de lo que me imaginaba el primer día. Ahora que me he acostumbrado lo veo todo más positivo, pero cuando llegué aquí solo y sin colegas estaba un poco bajao.

Todo cambió al día siguiente cuando llegué a la escuela (New York Film Academy). Sí, joder... ¡por fin! Mucha gente estudiando con las mismas inquietudes. No hay españoles pero sí bastantes personas de la India, de Alemania, de Sudamérica y los que más me llaman la atención son los hijos de los jeques árabes... jajaja. Éstos vienen por un año. Se habla únicamente inglés y tengo algún que otro problema porque, más o menos, se me entiende bien, pero otra cosa es pillar lo que dicen los profesores. Aunque vamos, lo que explican de momento es muy básico. El eje, las luces, los ángulos de camara, la continuidad...

Somos unos 300 alumnos nuevos (video, cine y actores) pero en nuestra clase (4 Weeks Filmmaking Section B) sólo 9. Van rotando los profesores de guión, de técnicas cinematográficas, los que nos enseñan a manejar la cámara de cine... Una arriflex de 16mm que rueda en blanco y negro y mudo. Y hace un ruido... jajaja. Joder... ¡es CINE! Es como coger la cámara de fotos de tu abuelo, cambiarle el rollo y todo eso. Ya sé cómo funciona, lo de medir la luz, todo...

Nos pusieron en grupos de tres (sin poder escoger compañeros). Te enmarronan con la cámara, el trípode y las luces durante el finde y tienes que hacer tu corto y colaborar con el de los otros dos. Somos una americana, un panameño y yo. La americana es superparada y el panameño, un tío muy inquieto con el que salgo por ahí y que se quiere quedar en NY a currar. Son mis actores. Hay que pedir permisos para grabar en todas partes, pero yo lo rodé en el apartamento (aunque se supone que tampoco se puede). Tengo pensado grabar en el puente de Brooklyn destrangis y cámara en mano.

Ya sé que no haré grandes cortos. Aquí no estamos para hacer maravillas, estamos para aprender. El primero de ellos es de un minuto máximo y tres planos. A ver que tal sale. Porque aún no he visto los resultados... Hasta que no revelas en el laboratorio no se sabe si la has cagado o no.

La semana que viene toca edición y grabar el segundo corto, algo más complicado, pero vamos, que los hago con la gorra. El tema del digital es una GRAN ventaja y cada vez me doy cuenta de que el cine y lo GRANDE y pesado es un rollo que no aporta gran cosa. El día que las cámaras de vídeo igualen (y sobrepasen) la calidad de las de cine... se acabó.


Al grano... Paso del metro, me compré una bici que revenderé en la tienda de segunda mano (200 dolares, ¡menuda estafa!) y ayer acabé en medio de una gran fiesta de portorriqueños en el Bronx. Ese barrio no es tan chungo como lo pintan. Aquí todo dios habla español y no he visto malos rollos. Ah, y el miércoles me fui a la orilla del río y había un grupo de tíos bailando una cosa muy rara, entre break dance y baile gay... A ver si grabo un video, creo que es una nueva tendencia, es superamanerado... Como SUPERGAY. Tipo katas de karate pero sacando el culo y moviendo los brazos como si llevaran bolsos de mujer. Muy JEVY.

De repente... ¡UN TIO EN MI APARTAMENTO! Joder, un americano de 20 tacos con una pinta de chungo... No me moló nada dejar la cámara de cine y el trípode en casa mientras yo me iba de paseo. No me gusta este tío, tiene un ojo hinchado y se vino a mi apartamento porque tuvo problemas con otro compañero dos pisos más arriba. Y van... y me lo encaloman a mí. Con lo bien que estaba solo, joder...

En fin... Es lo que tiene. Este apartamento me cuesta $1260 y si quisiera estar yo solo me costaría unos $1900. Pero vamos, no pienso dejar nada a la vista de este tío. Se pasa el día sobando, mientras debería estar en la escuela. Vino para un año a hacer “Acting For Film”. Me largo, a ver si me ha mangado algo este cabrón perezoso... La próxima semana, más aventuras de Jim-box en NY. Ah, y no os preocupéis por mí, aunque como en la calle siempre, no solo tiro de carnaza tipo hamburguesas y perritos, también de zumos de fruta y ensaladas. No creo que engorde demasiado.

1 comentario:

resurie dijo...

Hey, que interesante tu descipcion, bueno espero que hasta ahora sigas utilizando este blog, la verdad es que me encanta haber leido tu coment, porque yo tambien tengo intenciones de ir a new york film academy, ya que de hecho debes haber terminado, facil puedes hacer el favor de publicar un post, de como te sirvio, y q tal son las clases ahi, facil los precios, y maso todas la experiencias chvr q recuerdas, adoro el cine, y soy de peru, pero estudio comunicacion audiovisual, ya que aca no hay muchos estudios que se dedique unicamente filmaking
gracias x compartir tu experiencia